¿Qué no hacemos?

No tenemos un albergue o refugio

Los animales en adopción a través del programa de Gente por los Animales, se encuentran hospedados en una red de casas puente y hogares temporales.

  • Casa Puente es aquel domicilio de un voluntario que ha aceptado participar resguardando animales, por lo que la asociación le asigna un perro o gato para cuidar; una vez que este es adoptado, se asigna uno distinto, y así sucesivamente. En estos casos, la asociación asume todos los gastos relacionados con el cuidado y manutención del animal.
  • Hogar Temporal es el domicilio de cualquier persona que tiene a algún animal ingresado al programa de adopción que no fue asignado por la asociación; es decir, puede haber sido rescatado de la vía pública, abandonado en su domicilio, o bien, tener un propietario que ya no pueda cuidar de él.  Una vez que el animal es adoptado, el hogar temporal es dado de baja. En estos casos, la asociación asume únicamente ciertos gastos, como: desparasitación, vacunación, esterilización y tratamientos para sarna; se gestionan además las consultas sin costo con una clínica veterinaria determinada y se entrega alimento en función de su disponibilidad.

No tenemos un programa de rescate

Si bien algunos de los animales que se ingresan en adopción provienen de situaciones de abandono, no tenemos un programa de rescate como tal, ya que el espacio y los recursos – tanto económicos como humanos – de los que disponemos, no son suficientes para brindar ayuda a todos los animales que la necesitan. Así pues, el apoyo que podemos ofrecer es únicamente a través del programa de adopción, y se encuentra limitado a los recursos que tenemos en cada momento.


No prestamos servicios veterinarios gratuitos o a bajo costo

Gente por los Animales no dispone de médicos veterinarios que laboren exclusivamente para la asociación, ni tiene alguna clínica u hospital público, por lo que no proporcionamos este tipo de servicios.


No se gestiona atención médica a animales que no se encuentren en adopción.

La atención médica que podemos gestionar es únicamente para los animales que serán ingresados, o se encuentran ya, en el programa de adopción. Si bien podemos recomendar a algunos veterinarios, la asociación no puede asumir el costo de la atención médica, ni solicitar descuentos.


No atendemos situaciones de emergencia

Derivado de lo anterior, con frecuencia se dificulta gestionar atención médica de manera inmediata en caso de emergencia, ya que dependemos de la disponibilidad de la clínica veterinaria que nos apoya con la atención médica de los animales en adopción. Y esto, únicamente en caso de haya una persona dispuesta a fungir como hogar temporal del animal, que una vez recuperado, y siempre que sea sociable,  será entregado en adopción. Sabemos que son muchos los animales que aparecen heridos en las calles, sin embargo aún no estamos en posibilidades de atenderlos.


No regalamos a los animales

Los animales que se ingresan al programa de adopción son entregados solamente a personas que reúnan ciertas características que nos brinden certeza sobre su responsabilidad en el cuidado de los mismos, y que habitan en hogares seguros.


No podemos retirar animales de los domicilios sin autorización

Las autoridad facultada para retirar animales en caso de negligencia o maltrato hacia los animales, es el Centro Municipal de Control Animal, esto, derivad de una queja interpuesta ante dicha dependencia conforme al Reglamento para el Control de los Animales Domésticos del Municipio de Mexicali; o bien, derivado de alguna denuncia interpuesta con fundamento en el Código Penal del Estado.


No promovemos la venta de animales

Por el contrario, promovemos el que la gente adopte en vez de comprar, para desalentar la reproducción de animales para su venta. En consecuencia, agradecemos no utilizas nuestras actividades y/o redes sociales para promover lo contrario.


No cobramos por ayudar a los animales

Las cuotas de recuperación establecidas, son destinadas al financiamiento de los programas de bienestar animal implementados por la asociación civil, misma que en ningún momento obtiene un lucro derivado de la labor que realiza.