Requisitos para adoptar

  1. Ser mayor de 18 años de edad.
  2. Habitar el domicilio en donde vaya a vivir el animal, con excepción de aquellos establecimientos en donde acrediten tener las condiciones y precauciones necesarias para adoptar a un animal de compañía.
  3. Estar todos los habitantes de la casa de acuerdo en adoptar.
  4. Tener cerco o barda que impida que el animal pueda escapar del domicilio; esto, aun cuando el animal vaya a vivir en el interior de la casa. En caso de que los espacios en el cerco no sean lo suficientemente reducidos para evitar lo anterior, se requerirá instalar una malla o hacer las adecuaciones correspondientes para poder aprobar la solicitud e adopción. Tratándose de gatos existe flexibilidad en relación con este requisito.
  5. Disponer de espacio suficiente y acorde al tamaño del animal que se pretende adoptar, conforme a lo establecido por el Artículo 26 del Reglamento para el Control de los Animales Domésticos: 30 metros cuadrados para perros de raza grande, 16 metros cuadrados para perros de raza mediana, y 8 metros cuadrados para perros de raza pequeña. El área en donde permanezca el animal deberá estar libre de escombro o cualquier otro tipo de basura que pudiera resultarle perjudicial.
  6. Disponer de un espacio con sombra en el exterior del domicilio que le permita al animal protegerse del sol o la lluvia, así como un refugio en donde guarecerse en el frío; esto, aun cuando el animal vaya a permanecer en el interior de la casa.
  7. Mantener en buenas condiciones de salud y adecuadamente socializados a los otros animales que vivan en el domicilio del solicitante. Será necesario demostrar que su esquema de vacunación se encuentra al corriente, comprendiendo tanto vacunas múltiples como antirrábicas. El voluntario o voluntaria asignados podrá rechazar la solicitud de adopción si su juicio la cantidad de animales existente afectaría la atención que se brinde al animal que se pretende adoptar.
  8. Tener disponibilidad para hacer las adecuaciones a su casa que resulten necesarias, y mostrar paciencia para educar al animal que se pretende adaptar.
  9. Contar con autorización del propietario del domicilio, y en su caso, de los vecinos, tratándose de viviendas rentadas y/o compartidas (departamentos o vecindades). Queda a discreción de la voluntaria o voluntario asignado requerir que la autorización conste por escrito.